Reseñas

Un excelente título que debes adquirir si eres fan de Souls

Jugabilidad 92%
Gráficos 81%
Historia 95%
Música 85%
Final Thoughts

Si eres un fan de la saga Souls a pesar de su ardua dificultad, Nioh es un título que no debes perderte. Es un título que vale mucho la pena adquirir por su jugabilidad asombrosa, su historia envolvente y muchas otras cosas más. No obstante, todo tiene un pero... a pesar de todo lo anterior podría tener unas gráficas mucho mejores, algo muy básico hablando de un título para consola de nueva generación. No obstante, fuera de ello, Nioh lo calificamos como excelente.

Overall Score 94% Excelente

Reseña: Nioh, uno de los juegos más esperado llega a nuestras manos.


“Nioh es lo mismo que DarkSouls”, esa es una frase que se oye todo el tiempo en estos días, pero en este caso es más preciso que la mayoría. De su combate exigente pero gratificante a sus niveles laberínticos llenos de peligros y secretos emocionantes, la influencia de la serie de RPG de acción de FromSoftware forma sin lugar a dudas la base para el último esfuerzo de Team Ninja.

Pero Nioh también afronta con valentía una nueva y sorprendente identidad propia con un sistema de combate en capas que permite un espacio suficiente para la personalización, esto mientras se adhiere a las restricciones interesantes de su marco basado en la resistencia, lo que nos obliga a adaptarnos a su estilo de juego único.

Similar, si… pero diferente a la vez. 

La diferencia más fuerte entre Nioh y la serie Souls es la ambientación, ya que, en contraste con la estética europea gótica lovecraftiana de Blodborne y sus hermanos, Nioh se lleva a cabo en una versión de fantasía del Japón feudal del siglo XVII.

Mientras tanto, la atmósfera del juego es excelente, muy bien lograda y te hace sentir parte de un Japón medieval decadente lleno de monstruos mitológicos japoneses, tradiciones antiguas y personajes misteriosos con poderes increíbles. Para los jugadores de la vieja escuela, la ambientación de Nioh les recordará inmediatamente a Onimusha (que Capcom tenga en su santa gloria).

Acostúmbrate a la muerte…

La muerte es algo que verás siempre en Nioh y el hecho de que este título te guste o no, depende mucho de que entiendas que al morir no se acaban las cosas, simplemente es la parte del juego que te ayuda a aprender de tus errores y a saber de tus errores, es un proceso necesario para dominar sus mecánicas. Esto es importante porque después de un largo camino y de matar a varios enemigos menores, enfrentarás a un jefe que parecerá totalmente imposible y que drenará tu vida con tan solo un golpe.

Sin duda, las peleas con los jefes finales es una de las mejores cosas de Nioh, ya que son interesantes, desafiantes y el diseño de ellos es increíble. Lucharás contra demonios, criaturas extrañas y animales místicos, todos diseñados en torno a la mitología japonesa. Esto último le da un toque distintivo que lo vuelve inconfundible, le da mucha personalidad y hace que estar muriendo entre sus garras sea mucho más llevadero.

Cuida tu Ki y agota el de tus enemigos.

El Ki es algo básico en este juego y es una pequeña mecánica que le añade una profundidad adicional a todo lo anterior. Debajo de tu barra de vida encontrarás un indicador verde que muestra tu “Ki” (stamina o condición física). Cada acción que realices, ya sea un golpe o una evasión agota un poco de tu Ki. Si ese atributo se agota no podrás atacar ni esquivar, si un golpe enemigo lo baja a cero mientras te cubres, no podrás moverte durante unos muy valiosos segundos y quedarás totalmente vulnerable a cualquier ataque, de manera que tienes que pensar cada acción cuidadosamente y en milésimas de segundo. Sobre la cabeza de los enemigos también verás 2 barras; igual que en tu caso, representan vida y Ki (o “contaminación Yokai” si es un demonio).